Pneumadelic: Otro nombre raro de Sobredosis

Hace unos años decidimos hacer un Sobredosis que se llamaría Pandemia, a los meses de bautizar así al evento de ese año, empezó la de AH1N1. Algo parecido nos sucedió en 2019, cuando elegimos el nombre Virus V1D4; al mes de realizado nuestro evento, empezó la de COVID 19. Por eso, hace unos meses, nos escribieron diciéndonos que no le pusiéramos nombre así al evento de este año y entonces recordamos las críticas a los nombres que usamos para nuestros eventos.
Hemos escuchado a menudo reclamos por los nombres que le damos a nuestro movimiento o a nuestros eventos. Algunos nos piden que seamos "más bíblicos" y con eso se refieren a que usemos términos en hebreo, arameo o griego, o frases que estén explícitas en La Biblia y ojalá en Reina Valera del 60; pero a nosotros nos suena más la idea de hacerlo al estilo de Jesús.
¡Ah, sí... A Jesús hay que verlo! El término levadura, por ejemplo, era uno de connotación negativa en el Antiguo Testamento. Los profetas utilizaban la figura con desprecio y el mismo Jesús la usó para referirse a la doctrina de los fariseos y su influencia. Pero Lucas y Mateo registraron que un día ese término en negativo fue redimido por Jesús:

También preguntó: «¿A qué otra cosa se parece el reino de Dios? Es como la levadura que utilizó una mujer para hacer pan. Aunque puso solo una pequeña porción de levadura en tres medidas de harina, la levadura impregnó toda la masa». Lc. 13:20-21 NTV.
¿O qué me dicen del samaritano? ¿Sí vieron a Jesús poniendo como héroe de su historia, sobre un hombre robado y casi asesinado, a uno de los extranjeros más despreciados en Israel? ¡Ja! A eso es que nos referimos con hacerlo al estilo de Jesús. ¿Sabes que Él vino a redimirlo todo? Puedes tener esta certeza aún desde el fondo más hondo de tu abismo de pecado: Él es El Redentor de todo y para todos.
Así que si la idea de lo pneumadélico te sonaba muy a lo psicodélico, te podemos decir que tienes la razón. Vamos a meternos en el tema de las manifestaciones espirituales (como ellos), pero con una diferencia: Mientras los psicodélicos (ψυχή, psiqué, "alma", y δηλόω, delos, "manifestar") hablaban de lo que hacían los alucinógenos en su mundo interior; nosotros hablaremos (πνεῦμα, pneuma, espíritu) de las formas en que se manifiesta el Espíritu en ti, en la iglesia, en el mundo... Es lo que vamos a vivir 30 y 31 de octubre, y 01 de noviembre. ¿Quieres experimentarlo? Inscríbete acá.
Te invitamos a buscar juntos una Sobredosis (otro término sacado de lo negativo) del Espíritu Santo. La dosis con la que te sostienes ya no es suficiente y lo sabes. Ven y comparte con nosotros las manifestaciones del Espíritu Santo, puede que termines viendo el tercer cielo con lucecitas de colores o que simplemente veas su manifestación en que un hermano te dé la mitad de su sánduche (y eso a veces clasifica para milagro). No sabemos qué vaya a pasar pero tenemos una gran expectativa de su manifestación y no queremos que te la pierdas. ¿Te esperamos?

No Comments